Kuspit
¿QUÉ
PENSAR?
Tweet Compartir
Compartir

Ser inusual te puede convertir en un buen jefe

Descubre las actitudes que harán que tus empleados te amen y tu empresa crezca

México D.F. a 15-11-2012
POR: Kuspit

Esa imagen del jefe inalcanzable y poderoso que es respetado más por miedo que por convicción no es la que una buena empresa necesita para sobresalir.

En donde hay un buen jefe, hay empleados contentos; y donde las personas trabajan contentas, se pueden observar resultados excepcionales.

Pero, ¿cómo lograr ser un buen jefe sin terminar siendo el zoquete del que todos se aprovechan? Definitivamente, ser de piedra tampoco funciona. Lo mejor es ser más humano, humilde, comprensivo, empático y, sobre todo, amable. ¡Todo un reto! Pero si lo logras, el beneficio también es para ti pues te da la oportunidad de aprender de los demás.

Y es que te impresionaría ver la capacidad que tienen tus empleados cuando dejas que sus ideas salgan: deja que tomen la iniciativa. Al final verás que terminas en un modelo Ganar-Ganar, ellos se sentirán satisfechos con el esfuerzo que hicieron y tú obtendrás mejores resultados.

Por supuesto es necesario que les des tu reconocimiento. Una felicitación, por lo menos, es necesaria. La motivación es fundamental para que sigan aportando aún cuando tú no lo pidas.

No solo te involucres en las buenas situaciones, si alguno comete un error también necesitarán de un buen guía. Y no es una buena técnica de aprendizaje gritar y exponer. Procura ayudarlos de una manera amable, lo apreciarán y valorarán mucho más y, por supuesto, obtendrás mejores resultados para tu empresa.

Procura hacer que tus empleados se sientan parte de la empresa, ¡no son esclavos! Quita esa idea de tu cabeza y procura hacerlos sentir parte de tus decisiones y de los resultados. No hay nada mejor que un empleado leal, uno que no lo es se puede convertir en una gran amenaza. ¡Como una mujer despechada! Ya sabes, el tipo de cosas que no le deseas ni a tus peores enemigos.

Esos aires de superioridad y autoritarismo bórralos por completo de tu sistema, la dictadura ya no es lo de hoy. Si le extiendes la mano a tus empleados, ya sea para ayudarlos a resolver un problema o para impulsarlos, sabrán corresponderte de la mejor manera. ¿Por qué te conviene? Porque no quieres que tus objetivos se vayan al subsuelo por tu autoritarismo, ¿o sí? Pon en práctica estos consejos y brilla como un buen jefe y una excelente persona.

Si no se te ocurre nada, no te preocupes, en otra nota te pasaremos las mejores prácticas motivacionales de las startups estadounidenses.

Artículos Relacionados

México D.F. a 12-09-2014
El riesgo financiero es la clave de todo
México D.F. a 22-01-2014
El Mail sigue siendo el Rey
México D.F. a 14-01-2014
¿Comprar o vender? Enfoca tus decisiones
Consulta más contenido
Temas de interes

A continuación ingresa tu correo electrónico y contraseña por favor: