Kuspit
¿QUÉ
HACER?
Tweet Compartir
Compartir

Prestadero.com: no más monerías con tus préstamos

Prestadero.com es el primer portal mexicano de peer to peer lending. Una forma probada y exitosa de pedir prestado a intereses muy competitivos.

México D.F. a 06-11-2012

Una cuenta de cheques es el producto soñado de un banco: El banco le da al depositante, si Dios quiere, un rendimiento mínimo al año por guardar su dinero (un 1 o 2%), y luego se da la vuelta y le presta ese mismo dinero a otro pobre diablo pero a un 30, un 40 o hasta un 100% de CAT en tarjetas de crédito o créditos personales. ¡Negociazo!

“Prestadero.com es un portal en Internet que elimina los intermediarios financieros tradicionales para ofrecer mejores tasas de interés para los créditos de los solicitantes y excelentes rendimientos para los prestamistas”. Este es el “elevator pitch” de Gerardo Obregón Salorio para describir su empresa, la primera en México en explorar el “peer to peer lending”. Tiene 31 años, es ingeniero químico egresado de la Ibero y amante de las finanzas (realizó un curso de finanzas en Stanford y se especializó en administración de proyectos). Después de lanzar dos empresas, una comercializadora y un retail de carnes, se lanzó al mundo de Internet con Prestadero.com en 2011, utilizando un crédito personal como capital semilla y un algoritmo propietario diseñado por él mismo y fortalecido con datos del Buró de Crédito.

Pero, ¿qué es el peer to peer lending? Básicamente, Prestadero.com pone en contacto a prestamistas (que buscan mayores rendimientos para su dinero que los que ofrecen los bancos tradicionales) con solicitantes (que buscan mejores opciones de crédito). Los prestamistas hacen la función del banco, pudiendo elegir a qué solicitantes pre aprobados prestarle, en montos que van desde los $250 pesos por crédito, y obteniendo así los rendimientos de sus préstamos directamente. No es un modelo nuevo en el mundo, pero lo que lo hace muy innovador y le da su potencial en México es precisamente esa gran brecha que describíamos en el primer párrafo de esta nota: la enorme diferencia que hay entre los rendimientos que le ofrecen los bancos a los inversionistas y las tasas de interés que otorgan a los solicitantes de créditos.

¿Qué tan grande es este mercado en México? Según datos de mayo de 2012 del Banco de México, hay 225.9 miles de millones de pesos en “otros” créditos (personales o de nómina), y nada más en la banca comercial. “Nosotros estimamos que con menos del 1% de ese mercado seríamos altamente rentables”, señala Gerardo.

La mayor complejidad a la que se enfrenta Prestadero.com es el reto de sustituir todas las relaciones personales y físicas típicas de los bancos por un proceso totalmente en línea. “En verdad hay mucha gente que utiliza habitualmente los préstamos de los bancos u otras financieras tradicionales, y si tan solo nos conocieran, se cambiarían inmediatamente”.

La plataforma ya lleva más de cuatro meses en funcionamiento, y tiene muy contentos a sus prestamistas con un rendimiento anual bruto ponderado de todos los préstamos del portal por encima del 20 por ciento. “Los solicitantes también están muy contentos porque obtienen un interés fenomenal, porque no han tenido que ir al banco a hacer colas, porque pueden ver el detalle de todos sus pagos desde casa y porque pueden pagar anticipadamente su crédito sin penalización. Lamentablemente, hemos tenido que rechazar algunos créditos, pero es que, lógicamente, tenemos que cuidar los rendimientos de nuestros prestamistas. Pero en general, la oportunidad creada y el factor de cambio es claro: es una revolución financiera en México”.

Un último dato: Prestadero.com ofrece tasas de interés que van del 8.90 a 28.90 anual. ¿Quién da… menos?

Artículos Relacionados

México D.F. a 20-11-2014
Entrega de premios a los Ganadores de EDUK UPT
México D.F. a 12-09-2014
Invertir desde acá en acciones de todo el mundo
México D.F. a 24-06-2014
Cómo salir del valle de la muerte
Consulta más contenido
Temas de interes

A continuación ingresa tu correo electrónico y contraseña por favor: