Kuspit
¿QUÉ
HACER?
Tweet Compartir
Compartir

Las 3 Fs de la Financiación

“Family, friends and fools”

México D.F. a 12-09-2012

Todas las startups necesitan de capital, sin embargo, las necesidades de financiación de cada startup son diferentes.

Diferentes en momento, forma y sobre todo en las fuentes de las que provienen los recursos. Una de estas fuentes es denominada FFF o las 3F, que viene de la frase “family, friends and fools”, y se refiere a las personas más cercanas a un emprendedor de donde puede echar mano para comenzar su propio negocio.

Y es que recurrir a familiares y amigos en inicio es una de las primeras opciones que consideran los emprendedores que quieren lanzarse a la aventura de crear su propia empresa.

Si optas por este tipo de financiación, procura establecer primero una buena estrategia, es decir, si prefieres pedirles cantidades “considerables” de dinero a unos cuantos inversores, o por el contrario, poco dinero pero a muchas personas.

Una ventaja de esta opción de financiamiento inicial es que no tendrás que esforzarte mucho, ya que incluso, en una reunión familiar puedes convencerles de invertir en tu proyecto.

No obstante, ten presente que desde que aceptas el dinero de terceras personas adquieres una obligación y debes establecer un plazo para devolverles su capital. Así que ten en cuenta que en caso de que las cosas vayan mal, corres el riesgo de dañar las relaciones que llevas con tu familia y amigos.

Una buena táctica para poder tener más libertad de acción es considerar otras opciones, por ejemplo, convertirlos en “accionistas” de la empresa, ofreciéndoles futuros beneficios o incluso haciendo a alguno de ellos tu socio. Otra opción es otorgarles un acceso ilimitado a los servicios de tu empresa, etcétera.

Las opciones varían de acuerdo a cada persona que invierte en tu proyecto, ya que tú conoces qué tipo de relación llevas con cada uno.

Hasta aquí todo va bien, sin embargo no puedes dejar pasar por alto el hecho de que para tener todo en orden y evitarte futuros problemas, procura tener todo en forma, con documentos para evitar los malentendidos o los famosos: “tú me dijiste” o “me prometiste.

Y tocando la palabra promesas, asegúrate de hablarles con toda honestidad, comunicarles tus posibilidades reales y lo que puede pasar en el peor y en el mejor de los casos.

Una de las ventajas de contar con tu familia y amigos como inversores es que por lo general tienen más paciencia que si acudieras a inversores profesionales. A menos que nos hayan prestado más dinero del que realmente podían permitirse y las cosas no marchen bien.

Artículos Relacionados

México D.F. a 20-11-2014
Entrega de premios a los Ganadores de EDUK UPT
México D.F. a 12-09-2014
Invertir desde acá en acciones de todo el mundo
México D.F. a 24-06-2014
Cómo salir del valle de la muerte
Consulta más contenido
Temas de interes

A continuación ingresa tu correo electrónico y contraseña por favor: